Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Most recent articles

Buscando un taller mecánico para nuestras Vespas

Posted by on Ene 27, 2017 in Destacado, Featured | 0 comments

¿Como elegir el mejor taller para reparar nuestro vehículo?

Para muchos, nuestras Vespas son sinónimos de alegrías y satisfacciones, capaces de rodar durante miles de kilómetros, hay incluso quién ha realizado un tour por Europa rodando por varios países y con distintas condiciones de temperatura, humedad, altitud… Todo ello sin que la mecánica haya dado problemas que no se puedan solucionar con una simple caja de herramientas y sobre la marcha.

Incluso hay quién ha dado la vuelta al mundo en Vespa

Un motor y mecánica simple

Sin duda son vehículos muy agradecidos, de mecánica simple pero duradera y fáciles de reparar, puede ser que este sea su secreto, ya que salvo las últimas generaciones, todas las motos han montado motores simples de 2 tiempos y sin electrónica.

Por tanto, salvo por el desgaste normal de los motores de 2 tiempos, es difícil que nuestra Vespa tenga que pasar por un taller de reparación de vehículos.

Ahora bien, todos sabemos que cuándo nos toca llevar nuestro coche o moto al taller, es difícil elegir y sobre todo acertar.

Consejos para elegir taller

Llegados a ese momento dónde nuestra Vespa debe de pasar por el taller, nos haremos la típica pregunta ¿Y ahora a que taller voy?

Lo ideal desde luego es preguntar a amigos de confianza o conocidos que nos aconsejen basándonos en su experiencia, seguro que  alguno nos puede orientar sobre aquellos talleres dónde han solucionado los problemas de su coche o moto a buen precio y dónde además han recibido un buen trato, ya que no todo es dinero.

¿Y si me preguntaran por un taller en Sevilla?

Pues no tendría dudas, para mi coche yo siempre aconsejo llevarlo a Amortiguadores Saavedra, sin duda uno de los mejores talleres Sevilla, dónde están especializados en suspensiones, dirección y frenos.

talleres-sevilla

Mi taller de confianza en Sevilla

 

Otra opción que podemos utilizar son comparadores de talleres, o incluso la sección de talleres de Páginas Amarillas, como handicap no contaremos con la opinión o valoración de alguien de confianza que pueda decirnos previamente que tal le fue con la reparación de su vehículo.

Fundamental: un buen mantenimiento de la mecánica

Ya lo decía el dicho, mejor prevenir que curar, y esta frase es completamente aplicable a la mecánica de nuestros vehículos. Sin duda el mejor consejo es un buen mantenimiento siempre a tiempo, cambiando las piezas en mal estado antes de que se averíen o usando aceites y recambios de calidad.

Por tanto, para evitar ir al taller en la medida de lo posible, recordad siempre cambiar las cosas a tiempo y usar aceites de calidad, vuestro motores os lo agradeceran. Os lo dice uno que circula con su moto en Sevilla con 50 grados en verano.

 

Un poco de historia sobre nuestras vespas

Posted by on Mar 25, 2015 in Uncategorized | 0 comments

La historia de nuestras vespas

Cuando Enrico, el dueño de la famosa empresa Piaggo vio por primera vez el prototipo de una Vespa exclamó ‘’Bello, sembla una vespa’’ (bello, parece una avispa). Se cree que el nombre de la famosa moto fue originario de esta expresión.

Fueron fabricados por primera vez en el año 1946 por Piaggo&Co, la empresa de los hermanos Enrico y Armando Piaggo.

Nació con la idea de crear un transporte cómodo, fácil de llevar y barato. El ingeniero que la diseño buscaba una moto que no ensuciara por culpa de la cadena de distribución y que las ruedas se pudieran cambiar fácilmente.

La parte frontal donde se sentaba el conductor era muy amplia y la parte del manillar se asemejaba a las antenas de una avispa.

El modelo fue presentado en sociedad en el Golf Club, uno de los más elegantes de Roma. Pisó las calles por primera vez el 24 de marzo de 1946 en las páginas de la revista motor.

Empieza el éxito de vespa

Por el año 1947 hubo un gran crecimiento de la producción y justo un año después salió a la venta el modelo Vespa 125, modelo sucesor de la primera Vespa 98.

Los mercados internacionales también se interesaron por el nuevo modelo y se convirtió en el símbolo de prestigio de la marca Piaggo.

En el año 1953 en el mundo había más de 10.000 puntos de venta siendo tal el éxito que se empezó a fabricar en 13 países y a comercializar en 114.

La Vespa 50 nació en 1963 ya que en Italia apareció una ley que decía que los vehículos de dos ruedas de más de 50 cc tenían que estar matriculados. Este modelo no alcanzaba los 50 cc y por tanto fue un gran éxito en ventas en este país.

Nuevas versiones

En el año 1977 la empresa lanzó al mercado la Vespa “original vintage” en las versiones de 125, 150 y 200 cc, se vendieron más de dos millones de motos, fue otro gran éxito en la compañía.

Llegando a los 80 y después de que los coches desbancaran a las motos, Vespa sufrió un duro golpe en sus ventas del cual ya no se recuperó.

Transmisiones y suspensiones

En la actualidad encontramos más de 140 versiones de Vespa pero la empresa Piaggo únicamente fabrica cinco los cuales son: la clásica, la de transmisión manual PX: la moderna CVT transmisión LX, la GT y la GTS.

Actualmente existen Vespas con trasmisión automáticas, sin embargo la preferidas y más demandadas por los “vespadictos” son las clásicas de transmisión manual.

Uno de los puntos flacos de las queridas Vespas son sus suspensiones delanteras, formadas por un conjunto de eje monobrazo más un amortiguador. El amortiguador es de tipo hidráulico con muelle muelle helicoidal, este tipo de configuración en la suspensión sigue adoptándose también en las Vespas más actuales y aunque no es la más adecuada,  es suficiente para rodar con comodidad y sin apuros cuando entramos en curvas. Por supuesto esta configuración es mejorable, existen talleres dónde podrán reparar y poner a punto nuestras suspensiones o bien comprar una nueva en páginas especializadas en amortiguadores para motos.

Conducir una Vespa siempre ha tenido un significado más allá del conducir una motocicleta convencional, sino que era sinónimo de libertad, ágil exploración del espacio y facilidad por el trato humano. La moto se convirtió en un símbolo de un estilo de vida que marcó una época. Aparecía en los cines, la literatura y la publicidad entre los símbolos más destacados de una sociedad que estaba en proceso de cambio.

Se crearon clubs de seguidores que durante los años ampliaron el número de socios ya en el 1953 contaban con mas de 50000 miembros.

Las Vespas también se asociaban a la compañera perfecta para un viaje de aventuras donde con lo imprescindible la moto ponía rumbo a una destinación concreta.

Gracias a la revolución juvenil de los años 1960 en el Reino Unido se hizo pionero en el mercado global más grande de Vespas. Surgió de la necesidad de encontrar una moto asequible y al mismo tiempo asequible para los jóvenes trabajadores que necesitaban disponibilidad total en transporte. Los jóvenes Británicos modificaban sus Vespas, les añadían luces, accesorios y barras de choque. Pero el Boom no llego hasta los años 70 con los espejos.

Como hemos podido comprobar las Vespas fueron más que una moto, fueron una forma de vida que hoy en día sigue para muchos.